Target Value Delivery

TARGET VALUE DELIVERY

Procurar el flujo para asegurar el valor

By BESSER LEAN CONSTRUCTION

Llegar al presupuesto base al final de una obra, así como terminar en el tiempo planeado es siempre el ideal y deseado en un proyecto; sin embargo, y muy a nuestro pesar, la industria de la construcción es quien menos cumple con estos dos propósitos.

 El Target Value delivery (TVD), es una práctica de gestión, enfocada en liberar restricciones del proceso de un proyecto (diseño y construcción) para cumplir con el valor del cliente (Ballard, 2009). Dicha práctica, que cabe mencionar no es nueva, ha logrado obtener resultados beneficiosos para proyectos de construcción en los últimos 15 años por más de 8 billones de dólares (Doanh Do, 2019). El TVD fue para Taiichi Ohno (Toyota), una práctica de mejora continua y una necesidad para crecer cada día. Con El TVD, el diseño y construcción son enfocados en cumplir un presupuesto, y no presupuestar para un diseño o un proceso en particular.

 En el TVD, el costo es una de las muchas restricciones que tiene un proyecto y no es un producto. Entender que La mayoría de los proyectos se enfocan en un producto de diseño y que en muy pocos casos se enfocan en el proceso y lo que ocurre durante la etapa de diseño, es fundamental en el TVD. El objetivo fundamental del TVD es generar confianza, y para ello debemos tener todas las componentes que satisfacen al cliente, entender cuáles son los objetivos y metas, sin suposiciones.

 Los componentes fundamentales del TVD, son el involucrar desde una etapa temprana del proyecto a construcción, sus aportes técnicos y experiencia serán vitales para resolver problemas que si no se toman en cuenta desde el inicio le costaran al proyecto durante su ejecución. Debe haber un incentivo comercial para que todos (stakeholders, colaboradores, dueños, contratistas, etc.) tengan una motivación para optimizar el proyecto y sus costos. Durante la práctica de TVD, va existir una constante estimación de costos durante el proyecto, pues es esta la única métrica para poder evaluar durante el tiempo el avance del costo. De igual forma, debe existir un trabajo integrador que será facilitado si el equipo de trabajo está en constante comunicación (co- localización). Finalmente, para que la práctica en mención funcione, debe existir un sistema para toma de decisiones (chossing by advantages), una gestión del riesgo y llevar un sistema de producción y monitoreo en obra (last planner system, takt Planning).

Figura 1 – Ilustración autoría Doanh Do

Como resultado del TVD, debemos tener equipos más proactivos y menos reactivos, más colaboración y menos discusión, procesos enfocados al valor del cliente y tener equipos comprometidos más que involucrados. El estar comprometidos con un proyecto nos lleva a generar soluciones y tomar mejores decisiones en los procesos que evaluemos. EL TVD no termina cuando termina la fase de diseño, realmente el TVD está involucrado en todo el proyecto, por ello es necesario tener una buena estructura de trabajo que permita ir monitoreando proceso a proceso el objetivo.

REFERENCIAS

  1. Doanh Do 2019, Target value delivery 

  2. Target value design, leancosntructionblog, www.leanconstructionblog.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *